El valor de un gesto

El valor de un gesto

El atleta Iván Fernández no quiso ganar un cross a un rival que se había equivocado de meta.

¿Solo la victoria cuenta? ¿Estamos seguros?

En La soledad del corredor de fondo, la novela y la película, el protagonista, un chaval de un reformatorio, un fenómeno del campo a través, se deja ganar en un cross por el representante de un colegio pijo. Lo hace como gesto de rebeldía, de libertad, para fastidiar a su carcelero-entrenador-profesor. Una acción hermosa que, dicen los entendidos en atletismo, es puramente peliculera, imposible en la vida real, añaden, pues un atleta, uno bueno, nunca se dejaría ganar.

Ver completo https://elpais.com/deportes/2012/12/14/actualidad/1355506756_770952.html

No Comments

Post A Comment

WhatsApp chat